Residuos Sólidos Urbanos

Las personas generan grandes cantidades de basura, al punto tal que se ha convertido en un problema ambiental muy serio, en la mayoría de las ciudades del mundo. Por un lado, el volumen de residuos crece día a día y por otro, las alternativas para disponerlos son discutidas por sus impactos sobre el ambiente. La pregunta es: ¿qué hacer entonces con tanta basura?

Otro problema relacionado, es que hay lugares en los cuales se tira basura clandestinamente, sin tener en cuenta los problemas que se pueden ocasionar, tanto para el ambiente como para la salud de las personas que viven cerca.

Como se puede ver, este es un verdadero problema que afecta a todos. Es por esto que te proponemos investigar y descubrir lo que está pasando y cómo podemos ayudar para evitar que la situación empeore.

La  Generación  de  la  Basura

Uno de los problemas más graves que sufren nuestras ciudades es la generación, y gestión inadecuada de los residuos sólidos.  Se denomina “generación” a la producción de la basura, y “gestión” a la forma en que se maneja esa basura, una vez que ha sido generada. Cada una de estas dos grandes etapas, involucra muchos otros factores, que hacen que el daño para el ambiente y la población, pueda ser mayor o menor.

Por ejemplo, las actividades productivas son una fuente importante de generación de residuos (peligrosos o no), a este tipo de residuos los llamamos residuos industriales.

Estos residuos deben tratarse para que sean lo menos perjudiciales para el ambiente, y disponerse en forma segura evitar todo tipo de riesgo. Lo que ocurre es que algunas industrias arrojan sus residuos peligrosos junto con aquellos que vienen de las casas de la gente, que llamamos domiciliarios, y terminan por contaminar el ambiente, poniendo en peligro a la población.

Es por ello que el Estado tiene la responsabilidad de controlar y asegurarse, que ninguna industria disponga sus residuos peligrosos junto con los domiciliarios. Para encargarse de esto y de muchos otros temas ambientales, los gobiernos han creado organismos responsables del control, como es el caso de la Subsecretaría de Ecología en nuestra provincia.

Y por casa... ¿cómo andamos?

Veamos ahora que ocurre con la basura generada en nuestros hogares: los residuos domiciliarios. Allí hay muchas cosas que podemos hacer, para cuidar nuestro ambiente y tenemos la oportunidad y la responsabilidad de hacerlo.

Una forma fácil de ayudar con este problema es en el supermercado, ya que allí tenemos la posibilidad de elegir los productos que contaminan menos, que tienen menos envase, que duran mucho tiempo y evitar los descartables. En fin, es mucho lo que como consumidores podemos hacer y como si fuera poco... no requiere demasiado esfuerzo.

Además, el hecho de que compres productos amigables con el ambiente tiene dos consecuencias positivas: 1) generar menos basura, y consumir menos recursos de la naturaleza y 2) muy importante, demostrarle a las empresas que te importa el Planeta.

Quizás te preguntarás ¿qué tiene de bueno que las empresas sepan esto? Es simple, si muchas personas piensan así las industrias van a empezar a fabricar productos menos contaminantes, con menos envases y más duraderos. Y así ganamos todos, el ambiente y la empresa...

¿A dónde va la basura?

La disposición final, es el nombre que recibe el proceso de ver dónde poner tantos residuos, y es uno de los problemas principales de las ciudades modernas.

Por lo general existen tres caminos a tomar: arrojarla a fuentes de agua, lo que produce contaminación acuática; incinerarla, que si bien es barato produce contaminación del aire y cenizas tóxicas; o enterrarla, que si no se hace apropiadamente puede contaminar el suelo y las napas  de agua subterránea.

Como verás, no hay una solución ideal para la basura, una vez que ha sido generada pero, como algo hay que hacer con ella, debemos buscar la alternativa que sea menos perjudicial para la población y el ambiente, y que a la vez sea posible desde el punto de vista económico.

En Argentina, el método más utilizado para los residuos sólidos urbanos es la disposición en rellenos sanitarios, es decir, enterrarla. Pero ocurre que no siempre se hace de la manera adecuada, y el ambiente y la población sufren las consecuencias.

Además hay otros problemas asociados con la gestión de residuos, por ejemplo la recolección inadecuada en algunas zonas hace que aparezcan basurales ilegales, que no sólo contaminan el ambiente sino que también son un sitio propicio para el desarrollo de enfermedades. Esto se debe a que allí proliferan algunos seres vivos que causan o transmiten enfermedades, y es generalmente la gente de menores recursos la más expuesta y especialmente... ¡¡¡los chicos!!!

Por otro lado está el problema de la basura en las calles. Todos debemos saber que cuidar nuestra ciudad es lo primero a tener en cuenta, porque no hay nada más feo que vivir en un espacio sucio y contaminado.

Tirar los papeles y demás residuos a la calle no es sólo una agresión hacia el ambiente, sino también una falta de respeto hacia las demás personas, por lo que tenemos que empezar a esforzarnos por guardar todo en los bolsillos y cuando pasamos por un cesto los vaciamos. Antes de que te des cuenta, va a ser costumbre y no te va a costar nada hacerlo.

Pero existe otra cuestión sumamente importante, además de manejar responsablemente los residuos, hay que generar menos. ¿Cómo podemos lograrlo? Mediante la estrategia de las tres R, sigamos aprendiendo...

Las Tres R

La estrategia de las tres R es una gran ayuda para el problema de la basura. ¿Qué es esto? Bueno, se trata de una formula sencilla para que recuerden, lo que tienen que tener en cuenta para proteger al ambiente de los residuos sólidos. Se las presentamos:

Reducir - Reutilizar - Reciclar

Algunos además creen que es muy importante “Responder”, y significa  que si ves algo que no te gusta de un producto, porque daña el ambiente puedes escribirle a los productores para hacerles saber tu preocupación.

Pero ¿cómo hacer para que estas R se conviertan verdaderamente en defensoras del ambiente?. Veamos como.....

Reducir - Reutilizar - Reciclar - Responder

Fuente: Agencia de Protección Ambiental 
de los Estados Unidos (
USEPA)

 Las tres R en la práctica

Reducir, es lo primero que tenemos que tratar de hacer, porque es la mejor forma de prevenir (y no curar). Esto quiere decir que hay que EVITAR que se genere la basura comprando más sabiamente, y utilizando los productos ambientalmente amigables. ¿Cómo? Por ejemplo:

Comprando siempre productos con menor cantidad de envase; evitando comprar cosas que contengan sustancias peligrosas y, si son absolutamente necesarias, asegurarse de tener lo justo y no más que eso; procurando no desperdiciar; no comprando productos descartables que son el enemigo Nº 1 del ambiente; teniendo cuidado al utilizar productos contaminantes para no derramar o desperdiciar.

Basura es un producto útil que se encuentra en el lugar equivocado (el cesto). Es decir que los materiales que tiramos no necesariamente deberían ir al cesto, sino que es posible que sean reciclados o reutilizados. Por lo tanto, si no es posible reducir, es decir evitar que exista basura, lo que puedes hacer es procurar que no se convierta en residuo, reutilizando o reciclando.

Como ya debes saber, existen materiales que pueden ser reciclados, es decir, vueltos a utilizar como materias primas en procesos productivos diversos. Tal es el caso del papel y el cartón, las maderas, los vidrios, varios metales, etc.

También existen programas de recolección de latas de aluminio, de los cuales tu escuela puede participar.

Los otros materiales no son recogidos en forma sistemática, pero existen personas de escasos recursos (los "botelleros" o "cartoneros"), que viven de esta basura tan valiosa, ya que se dedican a recorrer las calles en busca de papel, cartón, latas, vidrios, etc. que luego venden para su reciclado. ¿Qué te parece si los ayudas separando los residuos en casa?

Existe la posibilidad de "reciclar" ciertos residuos, utilizando el ciclo biológico de la materia. Se trata de los orgánicos (restos de comida, cáscara de frutas, yerba, café, etc.), que pueden emplearse para la fabricación de compost. ¿Qué es esto? Un fertilizante natural que aprovecha los nutrientes de nuestros residuos, para convertirlos en alimento para detritos (organismos descomponedores) e indirectamente para las plantas. Este puede ser un buen proyecto para emprender en clase.

 

Concurso “Cuidemos el Ambiente"

Spots Publicitarios del Concurso “Cuidemos el Ambiente 

Publicaciones

Publicaciones de la Subsecretaría de Ecología 

Galería de Fotos

Galería de Fotos 

Videos

Videos